Nada personal

Hablas como quien no sabe hablar. 
Escribes como que nunca has leído. 

Discutes como quien tiene la razón. 
Te quejas de mi falta de ignorancia en 
ciertos temas. Te da rabia, no me soportas. 

Piensas que sé poco porque de lo 
poco que sabes no sé nada. 

Te jactas de la oscuridad que exhibes. 
Te burlas de mis argumentos porque 
para ti son ficticios, algo así como sacados 
de una novela. 

Te ríes y no sabes que te burlas de ti mismo. 
Tu risa sólo provoca en mí tristeza. 

No me burlo de ti. Realmente siento pena. 
Sé que en tu mente vulgar (al leer esa palabra) 
se anida un deseo de mandarme a hacer 
aquello que no viene al caso. 

Tu falta de espíritu por aprender te mantiene pobre 
aunque tengas dinero, aunque me muestres tus lujos. 

Yo no tengo nada, sólo aquello necesario para vivir y dejar vivir. 

Ojalá y pasara algo que derrame un poco de luz en aquel espacio 
que aloja tu masa encefálica: quizá puedas llegar a ver algo de lo 
que veo... 


Autor: Jed Cordero Pichardo
Fecha de Creación: 18-12-2017

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s