Nota a la intolerancia

En la soledad me siento, arrinconado, atado a tu intolerancia. Has hablado de mí tantas veces, pero nunca has tomado un segundo para decirnos quién realmente eres. Crees que me lastimas cuando contra mí lanzas tus mentiras. Crees que la palabra de los hombres, no de Dios, tienen el poder para encarcelarme en los prejuicios…

Anuncio publicitario